Últimos temas
» Homenum Revelio {Af. Élite}
Miér Jul 23, 2014 6:14 am por Invitado

» Sunset Academy {Normal}
Mar Jul 22, 2014 2:59 am por Invitado

» She needs a wild heart, I've got a wild heart // {0/3}
Dom Jul 20, 2014 12:05 am por Fletcher G. Lenehan

» Precious Graphics [NORMAL]{Cambio de botón}
Vie Jul 18, 2014 3:17 am por Invitado

» Censo de usuarios (Limpieza próxima)
Lun Jul 14, 2014 5:53 pm por Marlene McKinnon

» ¡Ponle pareja al de arriba!
Lun Jul 14, 2014 4:45 am por Mary E. Mcdonald

» Tell me would you kill, to save your life? · Remus J.
Dom Jul 13, 2014 11:20 pm por Rita A. Skeeter

» Awards del foro
Dom Jul 13, 2014 3:17 pm por Ekaterina Záitseva

» It was supposed to be just a quick stop || Privado
Dom Jul 13, 2014 1:29 pm por James C. Potter

» Registro de avatar
Dom Jul 13, 2014 1:13 pm por Emma O. Vanity


So, lets fly | F. Györgyi.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

So, lets fly | F. Györgyi.

Mensaje por James C. Potter1 el Mar Jun 17, 2014 11:43 am

1:20 p.m con Gy.
-¡Solo será un momento, mamá! – Suplicaba el chico Potter mientras ponía esos ojos de falsa dulzura que a su madre tanto hacían reír. Llevaba aproximadamente una hora intentando que Dorea Potter lo dejara aventurarse por su cuenta dentro de la tienda de artículos de Quidditch, generalmente le gustaba que su madre lo acompañara porque así no tenía que distraerse con tanta chica que le hablaba, sin embargo él sabía que entrar con Dorea a una tienda como esa significaba tener que escuchar toda una letanía sobre ‘lo peligroso que ese juego puede ser para mi bebé’. Y Potter no estaba de humor como para aguantar que lo llamaran de esa forma cuando ya tenía los dieciséis bien cumplidos.

En el momento en que  Dorea al fin accedió el chico comenzó a caminar a toda prisa con rumbo a la puerta del local, no sin antes prometer que pasada media hora ya estaría de vuelta junto a su madre en la heladería. Esquivo sin mucho esfuerzo a ese montón de gente que se formaba cada fin de verano, había algunas nuevas e infantiles caras que miraban a su alrededor con asombro, cosa que hacía a James sentirse melancólico ¿Qué pasaría cuando él saliera de Hogwarts? Odiaba imaginar Hogwarts sin él, sin sus bromas y risas resonando por todos los pasillos. Odiaba el hecho de que tal vez nunca podría volver a compartir habitación con sus mejores amigos, no podría verlos dormir ni lanzarles almohadas en la cara para que despertaran, no quería salir de ese enorme castillo jamás y sin embargo ahí estaba, a un par de años de terminar todo. El vacio que le crecía en el estomago tan solo de pensar en eso era indescriptible.

Cuando llegó y cruzó por la entrada le pareció que la tienda era más pequeña de lo que la recordaba, los escaparates, las escobas, el espacio en general había sufrido a sus ojos un encogimiento. – Potter, bienvenido, ¿qué tal va el entrenamiento? – Preguntó el encargado quien llevaba años conociendo la melena despeinada y las gafas de ese chico jugador de quidditch – Va bien, este año pasaremos por encima de los demás equipos sin problemas. – Respondió James mientras esbozaba una de sus enormes y radiantes sonrisas, no esas que utilizaba cuando tenía ganas de ligar a alguien, no, una de verdad y sin placer de ganancia. Tras pasar un rato conversando con el hombre, el león comenzó a ver los ejemplares nuevos. Varios chiquillos estaban ahí mirando las escobas tal y como él, James no pudo pasar esto inadvertido e incluso le sonrió a un par de niños que le preguntaron sobre la escoba que estaba viendo, ¿a quién dejaría a cargo del equipo cuando se fuera de Hogwarts? Tras levantar el mango de la nueva Nimbus se vio embelesado mirándola, como un poseso. Sin embargo un aroma familiar cerca de él lo sacó de sus cavilaciones, era un perfume suave y sutil que él conocía bien. Espero a sentirlo más fuerte para voltearse a verificar que sus suposiciones eran ciertas, si no se equivocaba era su mejor amiga, Gy.
avatar
James C. Potter1
Gryffindor

Gryffindor

Mensajes : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: So, lets fly | F. Györgyi.

Mensaje por F. György Finkel el Mar Jun 17, 2014 9:30 pm

Györginna Finkel observó su escoba respirando profundamente antes de poder asimilar lo que acaba de ocurrir. La escoba yacía en el suelo partida por la mitad. No le hizo falta ponerse a investigar mucho, ni preguntar, para saber quién había sido el causante de semejante asesinato. Juró que cuando Gissy volviese de sus vacaciones, le arrancaría todos los pelos de la cabeza uno a uno lentamente. ¿Por qué su prima la odiaba tanto? Podían tener cierta rivalidad, o llevarse ligeramente mal, como todos los primos, pero de ahí a romperle su escoba...No, eso no lo toleraba. Ya había colmado su paciencia. Habló con su tío Dominik durante un par de minutos comentándole lo sucedido, él ya estaba muy harto de su propia hija, así que terminó por darle dinero a Gy para que fuese a comprarse una escoba nueva. Así que, con los puños fuertemente apretados, salió de su casa.

Llegó al Callejón Diagon, sola, como de costumbre. Comenzó a abrirse paso entre la gente, mientras la suave brisa de aquella mañana acariciaba su cabello despeinado y pelirrojo, que brillaba con los rayos del sol. Gy no era una de esas típicas personas con facilidad para pasar desapercibidas, así que no le extrañaba que todos la mirasen como si fuese un bicho raro. ¿Tanto se notaba que vivía en el mundo muggle? Bueno, sabía que muchos de los ojos que la observaban eran conscientes de que ella era una Finkel, una de las niñas pertenecientes a esa plagafamilia de mestizos. Realmente le importaba un cuerno lo que pudiesen creer, decir o pensar los demás, así que le sacó la lengua de manera infantil a un alumno de Slytherin que merodeaba por allí con sus padres y que la estaba mirando con altanería. El chico intentó entrar antes que ella a la tienda de artículos de Quidditch, empujándola con sus aires de superioridad y elegancia. Gy soltó una especie de bufido y chasqueó la lengua, haciéndole la zancadilla, de modo que cayó de bruces contra el suelo, chafándose la nariz.

Disculpa — añadió, pasando por encima del muchacho con una sonrisa cargada de satisfacción. Lagartija idiota, pensó.

A continuación, avanzó lentamente por la tienda observando todas las nuevas escobas que habían llegado. Ladeó la vista un segundo con rapidez, pero tan solo ese instante le bastó para reconocer una figura familiar que se hallaba al otro lado de la estancia. Se acercó sigilosamente por su espalda dando saltitos y colocó sus suaves manos sobre los ojos del Gryffindor.
Hola Jimmy, ¿quién soy? — intentó que su voz sonase más grave, pero de cualquier forma el hecho de llamarle 'Jimmy' la delató. Acto seguido, le revolvió el pelo de manera infantil y lo abrazó efusivamente cuando se giró. Aquel verano habían estado viéndose, pero siempre le saludaba como si fuese la última vez que iba a poder hacerlo.
avatar
F. György Finkel
Gryffindor

Gryffindor

Mensajes : 108

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.