Últimos temas
» Homenum Revelio {Af. Élite}
Miér Jul 23, 2014 6:14 am por Invitado

» Sunset Academy {Normal}
Mar Jul 22, 2014 2:59 am por Invitado

» She needs a wild heart, I've got a wild heart // {0/3}
Dom Jul 20, 2014 12:05 am por Fletcher G. Lenehan

» Precious Graphics [NORMAL]{Cambio de botón}
Vie Jul 18, 2014 3:17 am por Invitado

» Censo de usuarios (Limpieza próxima)
Lun Jul 14, 2014 5:53 pm por Marlene McKinnon

» ¡Ponle pareja al de arriba!
Lun Jul 14, 2014 4:45 am por Mary E. Mcdonald

» Tell me would you kill, to save your life? · Remus J.
Dom Jul 13, 2014 11:20 pm por Rita A. Skeeter

» Awards del foro
Dom Jul 13, 2014 3:17 pm por Ekaterina Záitseva

» It was supposed to be just a quick stop || Privado
Dom Jul 13, 2014 1:29 pm por James C. Potter

» Registro de avatar
Dom Jul 13, 2014 1:13 pm por Emma O. Vanity


¿Quién anda ahí? || Dorcas Meadowes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Quién anda ahí? || Dorcas Meadowes

Mensaje por Amelia S. Bones el Sáb Jun 21, 2014 10:56 am

Invernaderos || 12 pm || 10 de Setiembre
A Amelia las clases siempre le habían parecido interesantes a la par de aburridas, estar sentada demasiado tiempo nunca había sido su punto fuerte pero había dos que siempre se habían salvado de que ella las catalogara como tal: Cuidado de Criaturas Mágicas y Herbologia. Ambas le encantaban y eran las clases que la tejona más esperaba. Por eso iba con una sonrisa dibujada de oreja a oreja hasta los invernaderos, hablando por los codos con algunos compañeros y sonriendo sin parar, con energías renovadas por la expectativa sobre lo que harían ese día y, lo más importante, con el estómago lleno.  Cruzó los jardines, abrazándose un poco a sí misma para cerrar la túnica, aunque hacia buen día el viento no era demasiado placentero, de hecho tenía algo de frío, aunque desde luego no tanto como el del día en el embarcadero, nunca había pasado tantísimo frío al salir del agua a pesar de ser verano. 

Sonrió levemente al recordar aquel día, era divertido ahora que lo veía con perspectiva pero en aquel momento había pasado miedo, demasiado. Asintió a lo dicho por la otra tejona, aunque realmente no la había escuchado y siguió avanzando hasta el lugar de la clase. Sin embargo un ruido en el interior de uno de los invernaderos la alertó y giró inmediatamente la cabeza hacia esa dirección, frunció levemente el ceño ¿Qué había sido eso? – 
Ahora vengo, me he dejado algo en la sala común – le dijo a su compañera con una sonrisa culpable, caminando de nuevo a la salida de los invernaderos y esperando a perder el grupo de vista para volver a adentrarse. Vio la ventana entreabierta y suspiró antes de enfilarse por ella, sin fijarse del todo en que las mesas estaban llenas de macetas, algunas más rotas que otras, y saltó encima de la mesa, resbalando al suelo y cayendo sobre algo que no era el suelo, sino tierra. Suspiró a miró alrededor, al menos esta vez nadie lo había visto.  

Se puso rápidamente de pie y trató de limpiarse la falda del uniforme que estaba llena de tierra, quizá no había sido una idea demasiado acertada la de ir a investigar aquel ruido saltando por la ventana cuando ella no era precisamente ágil andando a pie, era extraño pero le costaba mucho menos moverse sobre una escoba - 
¿Hay alguien ahí? – preguntó con algo de inseguridad, quizá solo había sido su imaginación.
avatar
Amelia S. Bones
Hufflepuff

Hufflepuff

Mensajes : 52

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Quién anda ahí? || Dorcas Meadowes

Mensaje por Dorcas L. Meadowes el Dom Jun 22, 2014 8:21 am

¿Y por qué querría yo una hoja de Alihotsy? Así acabó en el robo que estaba llevando a cabo. Al parecer, la hojas de la planta hacían que quien la ingiriera se carcajeara de forma histérica, era también conocido como árbol hiena, nombre que consideró mucho más acertado, y más fácil de pronunciar. Gy le había pedido si no podía recoger unas cuantas para ella. Cuando Doe preguntó para qué la pelirroja contestó que era una sorpresa. Suponía que la echaría algún Slytherin con cara de chupar limones. Seguro armaba un escándalo grande en el comedor. Dorcas se habría negado, pero lo encontró bastante divertido, mucho más que las clases que tenía esa tarde. Valdría una reprimenda por parte de Lily con tal de robar unas cuantas hojas y molestar alguna serpiente idiota. Tal vez hasta podía guardar unas cuantas para ella. Unos pocos trozos en el café de McGonagall y tendría un clase de Transformaciones inolvidable.

Asistió a DCAO como siempre. Iba riendo con Cassie, cuando se dio cuenta que no tendría ninguna oportunidad más para colarse en los invernaderos. Burke le había comentado que nadie tenía Herbología en el Invernadero cuatro, el mismo en el cual estaba la planta–. Dile a Slughorn que cogí un catarro –pidió a su amiga–. Tengo que cumplir los encargos de Pecas –dio, como explicación, incluso cuando no la necesitaba, la Ranveclaw le cubriría aunque fuera para tirarse panza arriba en los jardines, lo había hecho más de una vez. Slughorn era el único que le creería, la tenía un altar porque era muy buena en su clase. Desvió su camino a las mazmorras, mezclándose entre un grupo de chicos de quinto que seguro iban a clase de Herbología. Trató de llamar la atención lo menos posible, ante de volver a cambiar el rumbo. Los invernaderos eran cuatro, y ella iba justo al último, lo cual era una ventaja, nadie se alejaba tanto para revisar. Corrió hasta la puerta, que no le sorprendió encontrar abierta. Ese día había un Club de Herbolarios, o algo por el estilo. Lo manejaba un chico de Gryffindor de cuarto, que siempre olvidaba cerrar la puerta. Gracias, Simmons, pensó, colándose.

Sacó la imagen que tenía de la planta, la había recortado de un libro de la biblioteca. La señora Prince le mataría si se enterase, pero no estaba en sus planes que lo hiciera. Miró el montón de arbustos. Nadie usaba el Invernadero cuatro, era casi un depósito. Vio un grupo de mandragoras, pero no le fue fácil reconocer el resto. Herbología no era su punto fuerte. Avanzó por el pequeño corredor que se armaba entre los estantes, todo iba como la seda, hasta que sintió algo fuerte cogiéndole del brazo–.  ¡Por las bragas de Morgana! –exclamó, lanzándose hacia atrás, tirando al piso unas macetas con flores que salieron corriendo al verse libres de la tierra–. ¡Diffindo! –conjuró, con la mano que tenía libre. Entre el tironeo no salió tan certero, también se hizo un corte grande en el brazo. La rama tembló en el piso, lejos de su raíz. Dorcas la aplastó. Bicho asqueroso. No tuvo tiempo de suspirar, porque un nuevo ruido llamó su atención. Con rapidez se metió debajo de una de las mesas, llenándose de tierra la falda y las manos. El corte le sangraba un poco, pero se lo tapó con la túnica.

Le sorprendió oír una voz que conocía. Salió con una sonrisa–. ¿Amy? –frunció el ceño, ya sabía la respuesta, no podía ser otra que la pequeña Bones.  Se levantó y limpió sus manos en la camisa blanca–. ¿Qué haces aquí? –preguntó, cuando ella era mucho más sospechosa, seguro había entrado por el escándalo que acababa de causar. Una de las flores que corrían intentó subirse al brazo de Amelia.
avatar
Dorcas L. Meadowes
Hufflepuff

Hufflepuff

Mensajes : 79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Quién anda ahí? || Dorcas Meadowes

Mensaje por Amelia S. Bones el Jue Jun 26, 2014 10:45 am

Bien, había logrado entrar en el invernadero más alejado de todos para investigar aquel extraño ruido que había escuchado dentro, pero había acabado con el uniforme lleno de tierra por la caída. Ella y su torpeza que la perseguía allí donde iba, menos sobre la escoba, era extraño porque solía ser al revés, normalmente la gente se volvía más torpe sobre una escoba pero en su caso… Sobre la escoba se sentía capaz de muchas más cosas de las que se creía capaz sobre tierra firme, quizá por allí no podía tropezar cada dos por tres y su puntería mejoraba, muchísimo. Miró a su alrededor, intentando buscar la fuente del ruido que antes había escuchado sin lograr encontrar nada extraño, al menos nada más extraño que las plantas que había en aquel lugar y que le parecían, cuanto menos, escalofriantes. No era el invernadero más alejado por nada.
Fue entonces cuando escuchó el sonido de algo romperse, se giró y vio que había tirado otra maceta más, si la profesora la descubría  con todo aquel desastre rodeándola estaba segura de que la castigaría de por vida, y seguramente tampoco la dejaría con una buena nota en los TIMOS de esa asignatura, lo que era una pena pues era de las pocas en las que Amelia no solía liarla demasiado. Suspiró, sacando la varita y apuntando hacía la maceta – Reparo – murmuró, sonrió al ver que la maceta recuperaba su estado original y volvía a estar entera y la colocó en su lugar, aunque algo más adentro de la mesa, estaba demasiado en el borde y no era tan extraño que se hubiera caído. 
Si la hufflepuff fuera un poco más atenta de lo que era con los detalles se habría dado cuenta de que la puerta del invernadero estaba abierta y no habría tenido que saltar, sin embargo ella no tenía por costumbre colarse en los invernaderos, al contrario, ella se sabía de memoria todos los atajos a la biblioteca, al campo de quidditch y, para qué negarlo, a las cocinas del castillo. No era algo que tuviera demasiado mérito, Edgar se había encargado de contarle donde estaban las cocinas y Dorcas le había hecho recorrer uno a uno todos los caminos habidos y por haber hasta el campo de quidditch para que nunca llegara tarde a un entrenamiento. Giró rápidamente la cabeza en dirección a la voz y sonrió al ver a Dorcas, seguramente habría sido ella la causante del ruido que había escuchado. Esbozó una sonrisa inocente al escuchar su pregunta y apartó el brazo de la flor que intentaba escalar por él, era mejor que ni se acercara a ella. – Escuché un ruido y, bueno, vine a investigar – admitió con algo de culpabilidad en la mirada, debería estar en clase y no allí pero por una que perdiera no iba a suspender. - ¿Qué haces en los invernaderos? – preguntó algo extrañada, si no iba errada los de sexto tenían clase de pociones, y, aunque no le tocara aquella, eran los de quinto quiénes ocupaban el invernadero durante esa franja horaria.


avatar
Amelia S. Bones
Hufflepuff

Hufflepuff

Mensajes : 52

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Quién anda ahí? || Dorcas Meadowes

Mensaje por Dorcas L. Meadowes el Vie Jun 27, 2014 2:22 am

Sonrió, fingiendo inocencia, esa que Amy jamás le creería. En efecto, culpa suya por estar siempre causando estragos–. Culpable –admitió, haciendo una mueca graciosa, con los ojos muy abiertos. La flor que caminaba intentó esta vez subirse al brazo de Doe, y fue turno de la chica de sacudir la mano, ninguna plata tan viva era buena–. Yo estaba, bueno... –se rascó la nuca, tratando de buscar una mentira que valiera–, ¿vi la puerta abierta y me metí a investigar? oh, sí, eso podría haber funcionado, de no ser por el claro tono de pregunta. No es que quisiera mentir a Amy, pero el asunto no era secreto suyo, si no, de Gy, y sabía de primera mano que si uno pregonaba demasiado sus bromas, terminaban arruinadas.

Bufó. Alisando de nuevo la página rota del libro que había tomado prestada, porque pensaba volver a ponerla en  su lugar–. Estoy buscando esto –explicó. Podía decirle la verdad sin profundizar demasiado, si le preguntaba por qué diría que para experimentar, lo cual no era del todo mentira–. Se llama Alithose –sacudió la cabeza– Alihotsy –se corrigió, todavía sin estar segura de pronunciarlo bien–. No lo sé, ¿por qué los magos decimos tantas palabras complicadas en latín? –sonrió. Cuando era pequeña todo le parecía un trabalenguas. Wingardium Leviosa, ¿no era más fácil algo como up? E igual se entendería perfectamente qué se quería hacer–. Es una planta que te hace reír si la comes –le contó. Más de uno necesitaba un poco de eso para empezar el día. Estaba a punto de preguntarle si quería ayudarle a buscarla, cuando recordó que seguramente estaba en clase. ¿Y si la profesora misma le había enviado a buscar algo allí? No, entonces no habría entrado por la ventana. Además, era Amelia, no le iría a nadie con el chisme de que estaba ahí escondida, intentando robar hojas de platas de la mismísima Sprout. Se pondría hecha una furia de enterarse, sobre todo, porque ya había atrapado a Meadowes con las manos en la masa una vez.

¿No tienes clases? –preguntó, pensando cómo debía sonar eso viniendo de alguien que acababa de saltarse una–. Creí que los de quinto tenían Herbología a esta hora –agregó, no como una acusación, si no, de forma pícara. Amelia era buenísima cuando se trataba de Herbología, la profesora no diría nada si faltaba una vez–. Yo tenía pociones, pero el viejo Slug no me dirá nada. –se encogió de hombros. Ahora eran dos las florecillas que intentaban trepar por su cuerpo. Las empujó. ¿Qué les pasaba a esas cosas? Corrían también por el piso. Notó que tres se acercaban de forma peligrosa a los zapatos de su amiga–. ¿Qué diablos tienen estas cosas? –bufó. Tomando a una de las flores que se movían por el tallo. Tenía que admitir que era bastante bonita, pero le causaba escalofríos que caminara.   
avatar
Dorcas L. Meadowes
Hufflepuff

Hufflepuff

Mensajes : 79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Quién anda ahí? || Dorcas Meadowes

Mensaje por Amelia S. Bones el Miér Jul 02, 2014 4:24 am

Sonrió al ver a Dorcas intentando fingir inocencia, ella nunca la creería, nunca podría pues la conocía demasiado como para creérselo.  Ensanchó su sonrisa al escuchar a Dorcas y dejó escapar una carcajada, que trató de hacer cesar rápidamente para que nadie las descubriera, al escuchar la excusa. Amelia sonrió a sabiendas de que si el tono no hubiera sido tan interrogativo habría colado perfectamente – No importa, haré ver que me lo creo – dijo negando con la cabeza y quitándole importancia, sentía curiosidad, sí, pero si la hufflepuff no quería decírselo tampoco iba a obligarla.

Se acercó a la chica para ver lo que buscaba y sonrió al ver la planta, la había identificado antes de que Dorcas dijera el nombre pues siempre le había parecido de lo más divertida – Lo sé – contestó con una mueca divertida en el rostro – También se le dice el Árbol de la hiena, por lo de la risa – comentó mirando al suelo y frunciendo el ceño al ver que las florecillas seguían intentando trepar por ellas, le sonaban y no sabá de qué exactamente. Ame se consideraba buena en herbologia, quizá porque era una de las ramas de la magia que no era pura teoría en las clases y en las que no estaban encerrados en una aula corriente, aquello la despejaba y hacia que prestara bastante más atención de lo normal, lo que significaba que Amelia ponía toda su atención pues por norma general ella atendía en clase. - ¿Sabes que si la jefa se entera nos castigará de por vida? – le preguntó entre divertida y temerosa, si faltaba hoy a clase de herbologia estaba segura de que la profesora Sprout, su jefa de casa, no diría nada, sus notas eran lo suficientemente buenas como para poder saltársela de vez en cuando.  

Esbozó una sonrisa inocente, como la que siempre le veía hacer a ella cuando tenía alguna travesura en mente, como la que siempre que le jugaba alguna broma a su hermano esbozaba. – Y debería estar en el invernadero 2 en lugar de en este – admitió con algo de pena, ella no solía saltarse ninguna de sus clases. La miró algo sorprendida, ella nunca se saltaba una clase como pociones, especialmente porque era torpe en ella. – Él nunca dice nada – dijo con una sonrisa, aquello era cierto, hasta su hermano se la había saltado alguna que otra vez y nunca lo habían retado por ello, el jefe de slytherin era bastante permisivo en ese aspecto. La menor fijó su vista en el suelo y abrió los ojos sorprendida al ver la cantidad de florecillas andantes que había por el suelo y que se acercaban a sus pies – No tengo ni idea – contestó con sinceridad – Pero no creo que sea algo demasiado bueno si es  capaz de andar por sí mismo – añadió segundos después mirándola preocupada, quizá lo mejor que podían hacer era coger la dichosa planta y largarse de ahí.
avatar
Amelia S. Bones
Hufflepuff

Hufflepuff

Mensajes : 52

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Quién anda ahí? || Dorcas Meadowes

Mensaje por Dorcas L. Meadowes el Lun Jul 07, 2014 4:24 pm

Le sonrió.Ya sabía que no tenía sentido intentar engañarla, de hecho, por su parte no tenía sentido engañar a nadie. Doe era muy reservada, pero no por eso era buena mintiendo. Se encogió de hombros ante la mención más sencilla de la planta. Realmente. Alihotsy sonaba como una enfermedad viral muggle–. Está bastante interesante eso de la risa, ¿no? –comentó, todavía divertida con la idea. Era curioso todo lo que tenían los magos, incluso siendo mestiza, el haber crecido en un ámbito tan muggle, le permitía sorprenderse con algunas cosas. Rió. Sí, seguramente les castigaría de por vida,  les echaría un regaño que duraría horas enteras, y las mantendría vigiladas en adelante. Aunque, claro, ya mantenía vigilada a Dorcas por esa que vez que casi incendió uno de los Invernaderos con Gy–. No te preocupes, no se enterará –le guiñó un ojo. Doe era más propensa a meterse en problemas de lo que decían por ahí, pero tenía algo que a los demás le faltaba, la astucia para que no le descubrieran. Ni la mitad de las cosas había hecho salían en su expediente. Además, tenía cierta experiencia robando en los invernaderos. Aunque no había sacado nada de aquél, claro. Volvió a mirar el pedazo de pergamino recortado. ¿Es que todos los arbustos tenían que ser idénticos?  Recorrió el lugar con la mirada, espantando a una de las flores de fomra inconsciente.

¡Estás hecha una rebelde, Amy! –exclamó, fingiendo estar decepcionada–. Eres la favorita de la profesora, tendrías que faltar un mes para que dejara de quererte. Hasta cuando está con nosotros menciona algo sobre "la chica Bones" –comentó, con total sinceridad.  No era ningún secreto que le iba bien en esa clase, tenía talento–. Y es una suerte –suspiró. Lo permisivo del viejo Slug le daba la oportunidad de hacer cosas como aquellas. Aún así, el profesor no terminaba de gustarle del todo. Con él, un buen apellido o un monto importante de dinero tenía un valor demasiado alto, y aunque no hacía diferencias de sangre, siempre se sorprendía cuando un hijo de muggles resultaba talentoso. Y sí, todavía estaba resentida por no estar en su grupo de predilectos. ¡Si era buenísima en clase! Daba igual, esa tontería ya tenía unos años.

Me dan muchísima mala espina –comentó, pensando que eso también era un chiste bastante estúpido, esas flores tenían malas espinas. Sonrió–. Son sólo flores, ¿no pueden hacer mucho daño, no? –preguntó, sin demasiada seguridad. ¿Y si eran venenosas o algo así? Decidió que moverse era la mejor opción, quedarse ahí parada le hacía sentir un blanco fácil–. Venga, mejor busquemos esa planta –alentó, avanzando a pesar de las flores, sin poner ningún cuidado en pisarlas. Mejor, así dejaban de moverse tanto. Avanzaron hasta un sector que estaba lleno de arbustos. Estantes bajos, altos, incluso había varios en el piso. Le recordó un poco a la sala común, donde las hojas siempre te rozaban. Le mostró el pergamino a Amy–. ¿Qué dices? ¿Se parecen? –señaló una planta en uno de los estantes–. Tal vez debamos verla mejor –agregó–. ¡Accio!–conjuró. La maceta voló a sus brazos, pero en el camino lanzó otra tanda de esas flores macabras. Una de ellas se le clavó en uno de los dedos, antes de salir corriendo–. ¡Morgana! –exclamó. El dedo le ardía, y comenzaba a formarse una picazón alrededor de la herida–. Amy, dime por favor que mi dedo está bien y la planta es la correcta –pidió. No llegaba a verlo, pero no podía ser bueno. ¡Menudo lío! Mejor que Gy tuviera en mente una broma fantástica.     
avatar
Dorcas L. Meadowes
Hufflepuff

Hufflepuff

Mensajes : 79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Quién anda ahí? || Dorcas Meadowes

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.