Últimos temas
» Homenum Revelio {Af. Élite}
Miér Jul 23, 2014 6:14 am por Invitado

» Sunset Academy {Normal}
Mar Jul 22, 2014 2:59 am por Invitado

» She needs a wild heart, I've got a wild heart // {0/3}
Dom Jul 20, 2014 12:05 am por Fletcher G. Lenehan

» Precious Graphics [NORMAL]{Cambio de botón}
Vie Jul 18, 2014 3:17 am por Invitado

» Censo de usuarios (Limpieza próxima)
Lun Jul 14, 2014 5:53 pm por Marlene McKinnon

» ¡Ponle pareja al de arriba!
Lun Jul 14, 2014 4:45 am por Mary E. Mcdonald

» Tell me would you kill, to save your life? · Remus J.
Dom Jul 13, 2014 11:20 pm por Rita A. Skeeter

» Awards del foro
Dom Jul 13, 2014 3:17 pm por Ekaterina Záitseva

» It was supposed to be just a quick stop || Privado
Dom Jul 13, 2014 1:29 pm por James C. Potter

» Registro de avatar
Dom Jul 13, 2014 1:13 pm por Emma O. Vanity


Frame me ··· Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Frame me ··· Privado

Mensaje por Narcissa C. Black el Jue Jun 26, 2014 7:17 am

La vida de Narcissa se había vuelto en una rutina hasta cierto punto monótono, en algunas ocasiones incluso aburrida, no era que la rubia detestara pasar tiempo con sus padres pero desde que se había anunciado el compromiso sus permisos y salidas estaban mucho más restringidas que de costumbre. Según palabras de su madre, una bruja comprometida no podía ser vista por ahí en múltiples ocasiones sin la presencia de su prometido, lo cual mermaba la movilidad de la futura señora Malfoy.

Poco a poco había aprendido a sobrellevarlo, a regañadientes pero siempre con una amplia sonrisa pintada en el rostro por lo que aquellos guiños de anormalidad en su día a día la complacían de sobre manera. Había conocido al fotógrafo de El Profeta durante las celebraciones en el Callejón Diagón y, después de una buena conversación en la que la chica se enteró de que sería digno de intercambiar de nuevo palabras con ella, habían terminado por quedar para una tarde de té y fotografías. Según tenía entendido la bruja, el trabajo en el periódico limitaba mucho el tipo de material fotográfico que realizaba, siempre noticioso sin oportunidad de ampliar su visión a un campo más artístico. La sugerencia había salido naturalmente después de haber recibido unos cuantos cumplidos del mago, la bruja se había ofrecido voluntaria para ayudarle a dar ese brinco que necesitaba el ojo de su cámara. Después de todo, las familias más poderosas del mundo mágico inglés eran conocidas por las egotecas que tenían de cada uno de sus miembros colgando no sólo de las paredes sino en cada marquesina que encontraran disponibles para ubicar sus rostros.

Druella se había mostrado reticente ante la petición de su hija pero finalmente había accedido a la vista del muchacho, seguramente más por la curiosidad que surgía de la madre de familia por ver al dichoso fotógrafo terminó aceptando la visita. Aunque nunca se podría ser demasiado precavida, pese a estar en su casa no le agradaba la idea de que Narcissa se encontrara sola con el caballero (porque los hombres tienen poco control sobre sus instintos) así que había ordenado a su elfo más fiel servirles hasta en el más mínimo detalle y no les sacara ni un segundo el ojo de encima.

Habían quedado pasada la hora de la comida, por los distintos horarios de él era el horario mejor convenido, por lo que los elfos de la familia Black habían sido ordenados de tener la casa impoluta. Si iban a fotografiar a su hija, en su casa, ambas tenían que estar perfectamente relucientes si iban a terminar en el portafolio de un fotógrafo que podría volverse famoso. Al final del día, no todos tenían el privilegio de fotografiar a la menor de la familia con el consentimiento de ella y de toda su familia.

Narcissa estaba en su habitación cuando un elfo llegó a anunciarle la llegada del invitado. -En un momento bajo-. Respondió a la criatura para que se marchara a avisarle, miró su reflejo en el espejo del tocador antes de ponerse las perlas familiares y bajar a su encuentro.


Pure Blood:


avatar
Narcissa C. Black
Adultos

Adultos

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Frame me ··· Privado

Mensaje por Frank H. Günther el Jue Jun 26, 2014 7:58 am

La dirección aún se encontraba escrita en aquel trozo pergamino que había recibido a manos de la propia Narcissa, en aquella celebración sobre el Callejón Diagon, quizás en un principio un tanto asombrado por haber conocido a una Black, debido a todo tipo de rumorología que surgía detrás de aquella familia, que si un chico fugado, mientras que también era borrado un squib. Quizás una de las más históricas familias y tendría el gusto de visitar su casa, menos mal que por mi sangre no tendría preocupación, quizás por mis ideales un tanto neutrales pero el cliente siempre llevaba la razón por ello si alguien de la familia que me recibiese fuese más mayor tendría que hacer como hacía con mis padres respetar su opinión además de los ideales que ambos transmitían.

Aquel día iba arreglado con un traje que solía llevar siempre en los eventos de bodas o de bautizos, casi siempre aquel traje lo dedicaba para el trabajo ya que en su familia había tenido bautizos pero fue hace siglos, quizás por el hecho de que la familia Günther no estaba creciendo en cuanto a la natalidad reciente, aunque eso le recordaba que su hermano pequeño tendría que ser padre a la fuerza por lo que quizás rompería la tradición de años de que un bebe no naciera en aquella familia.

Tras decidir por el uso de la aparición llegó a una zona cercana de la casa, por fuera parecía una casa común como la de sus padres. Tocó el timbre e intentó no tocar demasiadas veces, quizás por tener el respeto a aquella familia que había aceptado que fuera el fotógrafo de la que repasando toda la historia de aquella familia era una de las pequeñas pero también como todas o casi todas comprometidas con otra gran familia mágica. Me coloqué la corbata intentando aflojarme el nudo de esta mientras esperé paciente a que me abriese la puerta.
avatar
Frank H. Günther
Adultos

Adultos

Mensajes : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Lamento la espera

Mensaje por Narcissa C. Black el Jue Jun 26, 2014 8:44 am

Narcissa bajó las escaleras que conectaban el recibidor con los pisos superiores de la mansión, dirigió sus pasos hacia el punto de reunión en el que debería de haber encontrado al mago pero en su lugar no había encontrado nada. Nada. NA-DA. Las pupilas claras de la bruja se dilataron ante tal falta, ¿de qué había servido que el elfo subiera a avisarle que el invitado había llegado si no le había abierto la puerta? tenía instrucciones específicas de lo que tenía que hacer en cuanto él llegara y había faltado a su deber, esa falta ni Druella ni Narcissa la dejarían pasar. Eso sólo pasaba cuando adquirías un nuevo elfo porque los anteriores ya estaban demasiado viejos para llevar la charola del té sin que les temblaran las manos.

-¡Pues ve a abrirle! ¿Qué esperas?-. Espetó al elfo que había acudido ante su llamado. Era un ser inferior al que no se le podía encargar nada por supuesto porque su pequeño cerebro le impedía concentrarse en más de dos cosas al mismo tiempo y seguro no era lo suficientemente hábil para poder resolver el más mínimo de los inconvenientes. Recibiría su castigo, sólo que no en ese momento. La forma en que los Black trataban a su servidumbre se quedaba en el interior de las paredes de la mansión sin testigos.

El sirviente desapareció para ir a abrirle la puerta al joven mago. Hizo una reverencia al tiempo que abría la reja de la mansión de las Black y dejaba entrar al caballero. Le indicó el camino que debía de seguir hasta la sala de estar en la que la bruja lo estaba esperando. Narcissa sonrió al ver al fotógrafo vestido con total elegancia, bien podría tener sus dudas sobre los modales de un simple fotógrafo, por más buena familia que tuviera tras su apellido, pero al menos no la decepcionaba y no había nada mejor que tener a una bruja como Narcissa Black complacida y sonriente.

-Me da mucho gusto verte, espero no te hayan hecho espera demasiado-. Recibió a su invitado con una gran sonrisa como si el disgusto que acaba de hacerle pasar su elfo doméstico nunca hubiera sucedido. Lo invitó a tomar asiento en la mesita que había al centro de un perfecto círculo de butacas, aunque en esta ocasión no fueran más que a necesitar dos. El elfo de su madre pululaba por la habitación de la forma más discreta que podía hacerlo. -Y bien, ¿cómo comenzaremos?-. Preguntó un tanto emocionada, Narcissa Black adoraba la atención en las mejores de sus formas y Günther estaba dispuesto a ponerla en el centro de la suya. Sí, suficiente para tenerla bastante contenta.


Pure Blood:


avatar
Narcissa C. Black
Adultos

Adultos

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Frame me ··· Privado

Mensaje por Frank H. Günther el Jue Jun 26, 2014 9:21 am

Tras una breve pausa de unos minutos en la puerta, pude notar como alguien abría la puerta y vi que se trataba de un elfo, algo que también le sonaba a la casa de sus padres, al parecer sus vestiduras un tanto rasgadas y el tamaño no muy grande con unos enormes ojos que parecían encontrarse incomodo, tras señalarme donde debía de ir, observé las numerosas fotos que parecían adornar el pasillo, los cuales parecían ser retratos de otros familiares e incluso lo que parecía ser cuadros de pintores magos de mucho prestigio quizás de bastantes años.
Llegué hasta donde el elfo me señaló y entré en la sala la cual para su gusto parecía muy tradicional como si aquel toque le recordara a algo que vio en el pasado. Narcissa se encontraba allí con esa sonrisa que le había regalado también en el día en que se conocieron con la ceremonia de celebración del Callejón Diagon, algo que parecía ser natural como quizás lo era ella.

Intentó ser lo más educado posible y tomó su mano para besarla, pero vio que algo parecía salir de entre la puerta y quizás por eso dejara su mano tras el beso como un poco en soledad.
Se dispuso a sentarse no sin antes dejar que ella primero lo hiciese, saco lo que parecía ser una caja metálica, tras hacerle un toque con la varita de esta salía una hermosa cámara fotográfica con un trípode, aquellas solo se sacaban para ocasiones como aquella, la de retratar algo especial.
-No, solo un par de minutos  pero tampoco tanto tiempo

Observó la habitación e intentó tomar unos planos para saber qué zonas eran la más elegantes y a la vez la más luminosas, tras valorarlo correctamente decidió por lo principal.
-Bien os podéis sentar aquí en la primera foto, es la manera tradicional luego os tomare un par más junto a la ventana y podemos acabar en ese tapiz que puede ser elegante
Numerosas fotografías habían pasado por sus manos y casi todas habían tomado un matiz especial cuando habían salido publicadas en El Profeta, una crítica que le había servido para seguir en su puesto algo que adoraba desde hacía bastante tiempo
avatar
Frank H. Günther
Adultos

Adultos

Mensajes : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Sugerencias

Mensaje por Narcissa C. Black el Dom Jun 29, 2014 3:34 pm

El fotógrafo apareció en la sala de estar con una sonrisa tan encantadora como siempre, la bruja se relajó un poco al escuchar que no lo habían hecho esperar demasiado aunque no fuera a disminuir el castigo que tenía en mente para el sirviente inútil que tenía a su cargo. Le hizo un ademán para que tomara asiento y también lo hizo ella.

La bruja miró fascinada cómo el mago sacaba su cámara de su estuche con diversos toques de su varita, lo había visto en acción pero nunca antes había contemplado cómo era todo el proceso de preparación, generalmente los Black entraban a la habitación una vez que todo estaba dispuesto para que fueran fotografiados, después de todo, el tiempo de cualquier miembro de su familia valía oro como para sentarse a observar como los contratados hacían su trabajo.

-¿Tienes mucha prisa, Frank?-. Preguntó Narcissa cuando terminó de exponerle cuáles eran sus ideas, pasando por alto ese ”puede ser elegante”, porque ciertamente lo era como el resto de decoraciones en su casa. -Porque podría mostrarte algunas habitaciones de la casa y así podrías decidir cuáles son los mejores lugares-. Sugirió la bruja pero todo mago a su alrededor sabía que cuando Cissy Black lanzaba una sugerencia debía de ser acatado como una orden. No era nada personal sino la forma en que siempre se había comportado, ella siempre había obtenido lo que quería usando lo mejor de su personalidad, no era que la idea de Günther le desagradara pero la suya le agradaba más, después de todo la sala de estar no tenía el mismo esplendor que la sala, o el comedor, o los jardines. -¿Qué dices? ¿Tienes tiempo?-. Preguntó mientras un elfo aparecía y se detenía en la puerta esperando por instrucciones. -¿Preferirías tomar algo antes?-. Añadió con cordialidad sin olvidar ninguno de los buenos modales de los cuales se jactaban los Black.

Narcissa ya había puesto todas las cartas sobre la mesa, sobre todo le estaba dando la oportunidad de ver espacios que nadie fuera de su círculo cercano podría ver a vivo y en todo color. Ella lo creía lo bastante listo como para desalentar alguna de sus proposiciones.


Pure Blood:


avatar
Narcissa C. Black
Adultos

Adultos

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Frame me ··· Privado

Mensaje por Frank H. Günther el Mar Jul 01, 2014 7:40 am

Tras recapacitar y pensar que en aquella mañana solamente tenía aquellas fotos, sería muy descortés mentir y más a aquella chica que procedía de una de las familias más importantes, quizás por ello sería un error el no aceptar sacar un poco de cada parte de aquella enigmática casa de la que muchos en El Profeta se morirían por tener una exclusiva, sabía que mi trabajo se centraba en fotos y no en exclusivas por ello trabajaba siempre con la comodidad del personal.

-Claro siempre es bueno otras partes de la casa si es lo que desea el cliente y no señorita Black no tengo nada hoy, digamos que el trabajo no va muy bien por estas fechas.

A decir verdad parecía que la gente ya no se hacían fotografías o álbumes de fotos como antes, tenía trabajo sí, pero no como lo tradicional que era antes, las modas cambiaban como pasaba casi siempre.

-Me gustaría tomar una limonada, vengo con un pelín de sed, es lo que tiene comer alimentos con exceso de sal.
Eso le recordaba de que no mantenía una dieta muy equilibrada y de que tarde o temprano tendría problemas en cuanto a su salud y tendría que visitar San Mungo por no cuidarse como era debido, pero no le daba tiempo a comer sano y por ello comía siempre cualquier cosa, excepto los días en que era invitado por sus padres los cuales eran los únicos días que su estómago quizás le agradecía de toda la comida que pasaba por su interior.
Quizás por eso en ocasiones echara de menos todos los platos típicos de su madre.


Notó que se encontraba un elfo cerca de ellos y me miró para finalmente mirar a Narcissa

-¿Y decirme señorita Black como va vuestro día?
avatar
Frank H. Günther
Adultos

Adultos

Mensajes : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Sobre el trabajo

Mensaje por Narcissa C. Black el Mar Jul 01, 2014 1:28 pm

El elfo que estaba en la puerta hizo sólo un movimiento con la cabeza, como si anotara el pedido que acaba de hacerle el mago. -Lo de siempre-. Fue lo único que agregó la chica con un gesto de la mano para que fuera a cumplir con lo que se le había ordenado. Nadie en el mundo mágico podría decir jamás que los elfos domésticos de los Black no estaban perfectamente amaestrados para cumplir con su deber, no era de sorprenderse que los más viejos incluso desarrollaran un fanatismo por sus amos conforme perdían la razón.

La bruja se acomodó sobre su asiento satisfecha, ya esperaba que el mago accediera a lo que le había pedido pero siempre era mucho más satisfactorio escucharlo de los labios ajenos. Si Günther tenía otros planes o no, no importaba porque esa tarde, Cissa lo iba a secuestrar. -Va muy bien, atendiendo los pendientes pero nada que sea urgente-. explicó la bruja. Los pendientes que ella podía tener distaban de los de una bruja común y corriente, ella no tenía la necesidad de preocuparse por un trabajo, un ingreso ni cualquier otro asunto material. Más bien todas sus ocupaciones eran mucho más sociales.

El elfo no tardó en aparecer con las bebidas, deposito el pedido sobre la mesita que se encontraba entre los dos magos y Narcissa comenzó a preparar el té que le había traído. -Explíqueme, joven Günther-. Retomó la plática después de que la criatura se retirara lo suficiente, detestaba tener sus orejas puntiagudas pasando frente a ella mientras intentaba hablar con la otra persona. -¿Ahora hay muchos fotógrafos y poca demanda?-. Preguntó educadamente sobre el estatus laboral de los miembros del profeta. Eran tiempos difíciles pero no precisamente para un diario que vendía millones de ejemplares a diario, si bien las actividades del Señor Oscuro entorpecían el acontecer diario, nunca faltaban noticias que imprimir. ¿Qué era lo que le restaba trabajo al mago que tenía delante?


Pure Blood:


avatar
Narcissa C. Black
Adultos

Adultos

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Frame me ··· Privado

Mensaje por Frank H. Günther el Miér Jul 02, 2014 5:49 am

Tras haberse acomodado en la silla pudo percibir como el elfo parecía haber anotado todo y traerlo con la misma  rapidez con lo que había registrado en esa pequeña cabecita.

Pudo tomar el vaso y llevárselo a la boca para notar esa sensación gustosa, para terminar de dejarlo en la mesa y responder a aquella chica, la cual parecía tener una vida quizás mucho más tranquila y ya hecha a diferencia de él que había decidido estar  trabajando, aunque sus padres como a aquella chica no le obligaban es más querían tenerle como moneda de cambio para la propia familia y así que prosperara, esperaba que El Profeta no le echara debido a que si no tendría que pedir matrimonio a una de las numerosas familias mágicas de corte purista y continuar con la estirpe de los Günther, nunca se había preguntado si el enlace matrimonial sería bueno para Frank, atarlo de tal manera que no pudiera moverse y estar todo el día haciendo vida social para mover el dinero de un lado a otro y financiar asuntos sucios, eso era lo que hacía su padre desde que se casó con su madre, esperaba que a él no le tocara.

Después parecía interesarla el motivo de ausencias en mi trabajo, eso denominado poco interés por el arte de la fotografía.

-Las familias ya no se retratan ahora las modas están en pinturas realistas, digamos que la fotografía se pondrá de moda de nuevo dentro de diez o veinte años supongo, pero de momento gracias a El Profeta sino tendría una vida no muy acaudalada en mi carrera profesional.

En aquellos tiempos las familias mágicas preferían un cuadro pintado ya que se ahorraban un montón de dinero y si había familias muy prestigiosas que tenía montones de galeones y preferían ahorrar
avatar
Frank H. Günther
Adultos

Adultos

Mensajes : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Intensiones

Mensaje por Narcissa C. Black el Jue Jul 03, 2014 11:52 am

Narcissa simplemente no los entendía, no entendía a esos magos y brujas que teniendo todo al alcance de su mano preferían partirse la espalda por un trabajo que no los merecía. Entendía que la mayoría de los hijos de las buenas familias se unieran a los negocios familiares u optaran por un buen puesto en el Ministerio de Magia que seguro conseguirían fácilmente, con tantas relaciones era imposible que se les negara aquellos que habían sido bendecidos en la cuna con un montón de privilegios que otros jamás lograrían gozar.

Así como se cuestionaba sobre Dana y Frankie, así también se cuestionaba respecto al mago que tenía delante de ella. Según su conocimiento respecto a su familia, el cual era poco, él no tendría la necesidad de intentar subsistir mediante fotografías, lo único que necesitaba era terminar de cumplir con la misión que tenían sus padres para él y tener un futuro bastante holgado. No entendía cómo podían liberarse de esas expectativas sólo para dedicarse a una labor por debajo de su estatus.

-Supongo que El Profeta es el mejor medio para tu profesión-. Comentó la rubia, sobre todo porque no se imaginaba a Günther siendo el fotógrafo para publicaciones como Corazón de Bruja, que si bien vendía mucho todo lo que aparecía en ella eran chismes sobre algunos de los magos y brujas más atractivos o populares del momento. Cissy jamás había aparecido en ella o eso le gustaba creer, ni siquiera de pequeña se había perdido en su lectura rosada, mucho menos lo iba a hacer ahorita.

La menor de las Black le dio un sorbo a su bebida. -Comencemos que sino se nos va a ir la luz del día-. Sugirió porque, según su corta experiencia con eso de las fotografías, la luz del día era mucho mejor que la luz artificial. La verdad era que no estaba muy documentada en el tema pero él siempre podría orientarla en la mejor dirección. -¿Cuál es tu intensión con estas fotografías? Me refiero a la esencia-. Preguntó intentando explicarse mejor. ¿Quería que saliera el esplendor de la mansión o simplemente algo más natural? Narcissa era curiosa, mucho más si el asunto la involucraba directamente a ella.


Pure Blood:


avatar
Narcissa C. Black
Adultos

Adultos

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Frame me ··· Privado

Mensaje por Frank H. Günther el Sáb Jul 05, 2014 8:55 am

-Claro yo soy de El Profeta, Corazón de Bruja me debe dinero por ciertas fotos publicadas sin mi permiso, tengo un juicio oral contra ellos muy pronto en el Ministerio de Magia, si gano quizás pueda incluso comprar El Profeta.
Si aquello había saltado a todos los medios mágicos, sobre mi denuncia, poco se hacía a conocer otros diarios que el Profeta por solamente ser casi el único en Reino Unido, pero el diario Besen de Alemania se había hecho eco de la noticia además del diario francés Le Monde Magique, quizás la señorita Black desconocía dicha noticia la cual parecía tener a lo mejor poca trascendencia que un simple fotógrafo casi arruinara Corazón de Bruja. Era repugnante por el solo y simple hecho de que eran carroña, digamos que en El Profeta se usaba cosas propias pero en Corazón de Bruja se usaba cosas ya hechas.
Tuvo demasiadas denuncias de parte del diario italiano Paletto Da Scopa pero nunca una suma tan millonaria la que podría conseguir el propio Frank, algo que quizás se le había ocurrido la de hacerse con El Profeta de lleno y así sus padres le verían con buenos ojos además de no estar todo el rato criticándole por ser un simple fotógrafo, por no mencionar que pondría fijo a su hermano pequeño.
El día parecía acortándose y tras haber dejado su vaso se dispuso a tomar las medidas necesarias del rostro de Narcissa con el toque de la varita a escasos centímetros de ella, para saber la posición de su rostro.
-Al natural me gusta más las fotos a mí, además de que posee una enorme belleza y no quiero que se retoque demasiado no me gusta lo artificial, al menos esa es mi firma, espero que este contenta con los resultado, para empezar podemos hacer una sentada.
Quizás era una de las más comunes luego haría otra tumbada e incluso alguna apoyada de pie.
-Primero aquí y luego podemos ir donde dijo señorita.
avatar
Frank H. Günther
Adultos

Adultos

Mensajes : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Frame me ··· Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.