Últimos temas
» Homenum Revelio {Af. Élite}
Miér Jul 23, 2014 6:14 am por Invitado

» Sunset Academy {Normal}
Mar Jul 22, 2014 2:59 am por Invitado

» She needs a wild heart, I've got a wild heart // {0/3}
Dom Jul 20, 2014 12:05 am por Fletcher G. Lenehan

» Precious Graphics [NORMAL]{Cambio de botón}
Vie Jul 18, 2014 3:17 am por Invitado

» Censo de usuarios (Limpieza próxima)
Lun Jul 14, 2014 5:53 pm por Marlene McKinnon

» ¡Ponle pareja al de arriba!
Lun Jul 14, 2014 4:45 am por Mary E. Mcdonald

» Tell me would you kill, to save your life? · Remus J.
Dom Jul 13, 2014 11:20 pm por Rita A. Skeeter

» Awards del foro
Dom Jul 13, 2014 3:17 pm por Ekaterina Záitseva

» It was supposed to be just a quick stop || Privado
Dom Jul 13, 2014 1:29 pm por James C. Potter

» Registro de avatar
Dom Jul 13, 2014 1:13 pm por Emma O. Vanity


Salvada, otra vez | Narcissa Black

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Salvada, otra vez | Narcissa Black

Mensaje por Dana N. Fawley el Sáb Jun 28, 2014 10:15 am

Mansión Black | 30 de Agosto | 12.00 pm

Había sido una fiesta brutal, de esas que tardarían un buen tiempo en olvidarse. Bebida, música a todo volumen y horas de baile sin descanso alguno. Sin embargo Dana había olvidado la mayoría de las cosas que había hecho durante la fiesta, al menos más tarde de las 3 de la mañana. Recordaba haber estado bailando con un chico, mago y sangre pura como todos con los que ella se codeaba, pero poco más. ¿Qué había hecho? Le dolía la cabeza y cuando abrió los ojos no fue capaz de distinguir el lugar donde se encontraba. Aquello no era su habitación. Rápidamente dirigió la vista hacia su lado pero estaba sola. ¿Dónde estaba? La habitación le sonaba de algo y tardó un rato, le que tardó en vestirse y despejarse, para darse cuenta de qué le sonaba aquel lugar. ¿Era el Caldero Chorreante? ¿Qué hacía allí? ¿Cómo había llegado?
Bajó las escaleras y frunció el ceño al escuchar el ruido del local a esas horas de la mañana, era tarde, la hora de comer de hecho, pero ella recién despertaba. Fue a pagar la habitación cuando le dijeron que estaba todo cubierto y su cerebro intentó ponerse a trabajar para sacar un nombre, alguien que pudiera haberla ayudado. Nada. Parecía que sus neuronas se negaban a colaborar con ella de cualquier manera posible.
Fue entonces cuando un recuerdo acudió a su mente y visualizó una cabellera rubia tendiéndola en la cama ¿Narcissa? ¿Había vuelto a ayudarla? Salió del lugar sin pedir nada a cambio y se dirigió al hogar de los Black, si había sido ella tenía que ir a agradecerle y disculparse. No era algo usual en ella pero su mejor amiga la había sacado de demasiados líos y, conociéndola, la habría cubierto para con su hermano mayor. Se apareció cerca de su mansión y picó a la puerta. Un elfo le abrió y la dejó entrar, privilegios de haber ido tantas veces a aquel lugar – Avisa a Narcissa de que he venido a verla – le ordenó sin mirarlo, así era como le habían enseñado a tratar a aquellas criaturas y así era como siempre lo había hecho, después de todo los elfos nunca se habían quejado.
avatar
Dana N. Fawley

Mensajes : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

A la habitación

Mensaje por Narcissa C. Black el Dom Jun 29, 2014 3:49 pm

La noche anterior había sido todo un desafío para la rubia, había tenido que escabullirse de los elfos y de la mansión cuando no lo tenía planeado y volver antes de que se diera cuenta de ello. Ligeros círculos morados se instaban debajo de sus ojos, los cuales tuvo que cubrir con un poco de maquillaje antes de bajar a desayunar con sus padres. Cygnus no tenía trabajo ese día pero había quedado de ir con un gran amigo suyo a comer, la invitación se extendía a Druella y Narcissa pero la chica, al ser la menor de sus hermanas, se sentía extraña asistiendo como una hija de familia a esos eventos. A veces sentía que lo mejor sería casarse de inmediato para dejar de sentir esas miradas extrañas de los magos al ver su anillo y no su prometido pero tampoco podía adelantar nada.

El desayuno había terminado y los Black compartían algunas conversaciones importantes a la mesa cuando el elfo apareció anunciando que la señorita Black tenía visitas. Cissy explicó a sus padres que no tenía idea de que vendría alguien aunque muy en su interior intuía quién era la persona que se había presentado en la mansión sin anunciarle previamente su llegada, de cierta forma, ya la esperaba. La bruja se excuso de la mesa y fue a encontrar a su visita en el recibidor.

Justo como lo había previsto, la castaña apareció con una pinta horrenda aunque no tan mala como podría haber sido. -Dana, ¡qué gusto me da verte!-. Se acercó a la chica y la envolvió en un abrazo, algo en su interior se tranquilizó al verla entera y sobria en todo el esplendor de la palabra. Hizo un gesto de cabeza para que no dijera nada, después de tantos años juntas era fácil que la otra supiera a qué se referían con un solo movimiento de la comisura de sus labios. -Vayamos a mi habitación-. Fue lo único que agregó antes de tomar a la chica por el brazo y comenzar a guiarla al piso superior. Sus padres no dirían absolutamente nada, después de todo Dana había crecido prácticamente con Narcissa y casi se podía considerar de la familia.


Pure Blood:


avatar
Narcissa C. Black
Adultos

Adultos

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvada, otra vez | Narcissa Black

Mensaje por Dana N. Fawley el Miér Jul 02, 2014 8:58 am

Ojerosa y con la misma ropa que había usado durante toda la noche, así era como iba Dana. Impresentable según las normas de etiqueta que le habían inculcado de pequeña, otro motivo por el que la castaña se dirigió directamente a la mansión de los Black, por la hora que era solo estaría Narcissa y, seguramente, la estaría esperando, como siempre que la ayudaba. Era consciente de que su mejor amiga no aprobaba su comportamiento y de que le causaba molestias con él pero ella no podía evitar ser como era, aunque fuera algo inadecuado para su estatus.

Sin embargo se equivocó, o eso pensó al escuchar las voces de los señores Black desde el recibidor - ¡Narcissa! – exclamó con la poca discreción que la caracterizaba tanto, estaba segura de que con aquel saludo los señores Black sabrían quien era la visita que había ocasionado que su hija abandonara prematuramente la mesa del desayuna y la aburrida charla que se hacía siempre tras tomarlo. – Te sigo – contestó guiñándole el ojo, por más resacosa que estuviera no dejaba de lado su habitual picardía y sus usuales gestos, seguía siendo ella misma, con algo de más mal humor, eso sí, pero nada más.

Tan pronto como atravesó la puerta de la habitación de Narcissa se dejó caer encima de su cama – Estoy muerta – dramatizó, solo era de esa manera cuando estaba entre amistades, especialmente cuando estaba sola con Frankie y Cissa, ellas eran sus mejores amigas pese a ser tan distintas y no podía imaginarse sin ellas, podía parecer algo cursi pensar así pero con el tiempo habían terminado por encajar perfectamente pese a las distintas formas – Deberías prestarme algo de ropa, Cissa, no puedo volver con estas pintas a casa – le comentó con una sonrisa algo culpable, la verdad era que dependía bastante de ella en ese aspecto. Algunas veces se preguntaba cómo era posible que la menor de las Black siguiera siendo su amiga.
avatar
Dana N. Fawley

Mensajes : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Imposible seguir así

Mensaje por Narcissa C. Black el Miér Jul 02, 2014 4:59 pm

Narcissa podía ver el gesto que estaría poniendo su madre ante tal intromisión de Dana en su casa, no por la presencia de la chica sino por los decibeles que alcanzaba su voz cuando de saludar a la rubia se trataba. La bruja le dirigió una mirada reprobatoria por aquel comportamiento, sobre todo si intuía que sus padres podrían estar en casa, después de todo era un día de descanso para todos aquellos trabajadores y algunos gustaban de pasarlo con sus familias y no perdiéndose en whisky de fuego quién sabe en qué lugar de mala muerte.

¿Dana se había bañado? Vamos, en el Caldero Chorreante había regaderas para que sus inquilinos se quitaran el olor resacoso de la noche anterior, seguro sí lo había hecho pero sus ropas seguían apestando a actos innombrables del día anterior. Vio como la chica se tumbó en su cama nada más cruzó la puerta, Cissa cerró tras de sí y puso un encantamiento silenciador para que ninguno de los elfos curiosos de su madre se acercaran.

-Podrías estar muerta-. Agrega la rubia en un gesto poco cordial. ¿Qué no se mide? Por Merlín, es como la enésima vez que le sucede lo mismo y aún no escarmienta. El problema es cuando llega a la inconsciencia y no tiene ni la mínima idea de qué es lo que sucede a su alrededor. ¡le podría pasar cualquier cosa, Morgana!

Rodó los ojos. -¿Podrías detenerte un minuto a pensar lo que hiciste?-. replicó Cissy aún parada muy cerca de la puerta de entrada y con los brazos cruzados, más le valdría a Fawley comenzar a hablar de lo que había pasado la noche anterior porque estaba segura de que había una larga historia de alcohol y quién sabe qué más para cuando ella pudo llegar a rescatarla. Todo el mundo sabía que detrás de los desbarates de Dana aparecería Black para intentar sacarla pero conforme pasaban los años era cada vez más difícil salvarla sin que hubiera ningún testigo, pero al parecer a ella no le importaba en lo absoluto. -Déjate de la ropa, ¿no entiendes que no podré seguir haciendo esto por el resto de nuestras vidas?-. le espetó con el dolor en el rostro. ¡Es que sólo pensaba en ella! Narcissa estaba por casarse en cuestión de tiempo, después tendría hijos y su atención se volcaría en ellos. No podía cubrir la espalda de la bruja todo el tiempo y era momento de que comenzara a entenderlo.


Pure Blood:


avatar
Narcissa C. Black
Adultos

Adultos

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvada, otra vez | Narcissa Black

Mensaje por Dana N. Fawley el Mar Jul 08, 2014 8:32 am

Dana esbozó una sonrisa inocente ante la mirada de reprobación de Narcissa, estaba acostumbrada a ellas tal y como estaba acostumbrada a las palabras negativas de sus padres sobre su comportamiento. Estaba segura de que pronto querrían que sentara la cabeza, y le acabarían buscando un compromiso como no sentara por sí misma la cabeza con alguien adecuado. El problema era que Dana no quería sentarla ¿Para qué? No quería ser el títere de otra persona y eso era lo que terminaría por ocurrir como no espabilara.

Negó con la cabeza, no era momento de pensar en ello con la cabeza tal y como la tenía, le dolía un montón y quería descansar un rato más. – No seas exagerada ¿Cómo voy a morirme por ir de fiesta? – preguntó de manera algo divertida, no iba a dejarse llevar por los fatalismos de su mejor amiga, por salir y beber un poco –un poco demasiado- no iba a pasarle nada ¿verdad? Sonrió al escuchar el encantamiento silenciador siendo puesto en la puerta y se preparó para lo que le vendría encima en unos instantes, estaba segura de que la rubia no iba a dejarla en paz hasta que le contara hasta donde recordaba.  

Se sentó en el borde de la cama y suspiró con algo de pesadez – No fue nada del otro mundo, solo bebí y bailé – dijo moviendo la mano y quitándole importancia a todo aquello -  Va en serio, fue lo de siempre, unas cuantas copas  y algún que otro baile, al menos que recuerde – contestó con una media sonrisa en el rostro, había sido así tal cual, al menos eso era de lo que ella tenía recuerdos en su mente. Rodó los ojos al escucharla – Lo sé y no voy a estar portándome así por el resto de nuestras vidas, Cissy – afirmó – Pero somos jóvenes, tenemos 21 años, nos toca vivir la vida, no casarnos y tener hijos – dijo mirando fijamente la pared de la habitación, estaba segura de que sus padres no tardarían en ponerla en una situación como la de su mejor amiga, como la de su hermano mayor. ¡Maldición!. Aún así Dana tenía muy claro que era lo que quería, a quién quería. 
avatar
Dana N. Fawley

Mensajes : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvada, otra vez | Narcissa Black

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.