Últimos temas
» Homenum Revelio {Af. Élite}
Miér Jul 23, 2014 6:14 am por Invitado

» Sunset Academy {Normal}
Mar Jul 22, 2014 2:59 am por Invitado

» She needs a wild heart, I've got a wild heart // {0/3}
Dom Jul 20, 2014 12:05 am por Fletcher G. Lenehan

» Precious Graphics [NORMAL]{Cambio de botón}
Vie Jul 18, 2014 3:17 am por Invitado

» Censo de usuarios (Limpieza próxima)
Lun Jul 14, 2014 5:53 pm por Marlene McKinnon

» ¡Ponle pareja al de arriba!
Lun Jul 14, 2014 4:45 am por Mary E. Mcdonald

» Tell me would you kill, to save your life? · Remus J.
Dom Jul 13, 2014 11:20 pm por Rita A. Skeeter

» Awards del foro
Dom Jul 13, 2014 3:17 pm por Ekaterina Záitseva

» It was supposed to be just a quick stop || Privado
Dom Jul 13, 2014 1:29 pm por James C. Potter

» Registro de avatar
Dom Jul 13, 2014 1:13 pm por Emma O. Vanity


The fist night with someone special || Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The fist night with someone special || Privado

Mensaje por Lilian Evans el Miér Jul 02, 2014 6:50 am

Sala Común || Remus Lupin || Noche del 1 de septiembre


Era la primera noche de vuelta en el castillo, los ánimo estaban encendidos después de la Ceremonia de Selección y el gran banquete con tintes festivos ofrecidos en el Gran Comedor. Uno de los deberes de los prefectos de los cursos superiores eran enseñarles a los nuevos cómo llegar a su sala común y dónde encontrar sus habitaciones, detalles que resultaban importantes y por los que todos tenían que pasar. Aún así el tour de bienvenida nunca parecía suficiente porque el primer día de clase era el que recibía más alumnos tarde sin proponérselo.

Lily estaba feliz de volver al colegio, sabría que sexto año sería muy diferente empezando por la tira de materias y terminando por las persona que iban a estar a su alrededor. Las vacaciones habían resultado un tanto amargas, no sólo era la actitud de desprecio que se mantenía en el semblante de Petunia sino que ahora ya no existían esas escapadas a la casa vecina para ver al responsable de su primer conocimiento del mundo mágico. El hueco aún le dolía a la mitad del pecho y aunque esperaba que recapacitara algo en su interior le diría que no sería igual.

Durante el poco tiempo que había podido compartir con Remus tanto en el tren como en el gran banquete le había pedido que la encontrara en la Sala Común cuando terminara de cumplir sus deberes. Sabría que la mayoría de los estudiantes estarían por ahí poniéndose al día con sus vacaciones pero por lo general casi nadie se entrometía en las pláticas con los más grandes.

Una vez que la pelirroja había terminado de indicarles a las niñas de primero dónde estaba su dormitorio y dónde podrían encontrar los aseos así como sus horarios del día de mañana, bajó a la conocida sala. Todo se mantenía sin mostrar el paso del tiempo, siempre tan cálida y hogareña como el primer día en el que puso un pie ahí. La prefecta tuvo suerte y encontró un sillón libre en la sala común con un par de sillas. El sillón estaba frente a la chimenea por lo que se dejó perder un momento en la vista nocturna antes de volver a prestar atención a los estudiantes a ver si encontraba el rostro de su viejo amigo. Era imposible no sentirse emocionado con tanta energía en el aire. Era bueno estar de vuelta.


Última edición por Lilian Evans el Mar Jul 08, 2014 5:07 pm, editado 1 vez


avatar
Lilian Evans

Mensajes : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The fist night with someone special || Privado

Mensaje por Remus J. Lupin el Mar Jul 08, 2014 9:26 am

Llegaba siempre temprano, era una tradición que los maquinistas lo dejarán arribar antes que todos. Solía quedarse dormido en el expreso. James, Peter y Sirius se aprovechaban muchas veces de eso y solían hacerle bromas a su amigo. Claro que cuando lograban despertarlo, se ponían al tanto de todo lo que habían hecho en vacaciones. Y Remus se daba cuenta de cuánto había echado de menos a sus amigos. Algún día irían de vacaciones por sí mismos, Sirius huiría de su casa, aún ante los reclamos de Remus, pero al final los cuatro sabían que sería mejor. James prometía financiar aquél viaje y Peter se emocionaba por la cantidad de golosinas y chatarra que comprarían para la ocasión.- Incluso pondremos a Lunático ebrio. –Agregaba Sirius con carcajadas incluidas. Terminaban por pedir el carrito de golosinas para sí solos y luego recibían reclamos del resto de los del vagón. Los Merodeadores de nuevo se reunían por sexto año consecutivo y no había fuerza que pudiera contra ellos. Serían eternos, el mundo era de ellos.

Y Sirius Black entraba cual rey al Gran Comedor y mientras unos lo veían mal, los de primero lo veían admirados. Remus se hacía cargo de los nuevos integrantes de Gryffindor, mientras James les daba una calurosa bienvenida, siempre pavoneándose en frente de Lily, que hacía lo propio con las chicas nuevas de la casa de los leones. El primer día siempre era digno de recordar, además que con los Merodeadores, Gryffindor podía ser la mejor casa en la que pudieras ser seleccionados. Claro que Remus tenía un conjunto de reglas qué seguir, pero nunca fue un personaje aburrido o demasiado estirado. La vida era demasiado corta para sufrirla, y Remus había encontrado que su destino no era el de un hombre lobo normal. Aquella noche Remus no hizo su labor de prefecto solo, porque los merodeadores estaban demasiado emocionados con dar la bienvenida a los nuevos. Terminó la labor rápido y mientras sus amigos seguían con espíritu de fiesta, Remus se coló de la habitación, buscando así a Lily Evans.

La Sala Común estaba semi vacía. La mayoría ya se había ido a sus habitaciones, a excepción de algunos que aún platicaban a murmullos, y algunos a carcajadas. Era realmente bueno estar de vuelta. Visualizó a Lily en el sofá más grande, aquél que estaba próximo a la chimenea, y no dudó dos veces en sentarse a un lado de ella, regalándole una sonrisa de oreja a oreja. Ver a la pelirroja le daba gusto, más porque el año pasado casi no había estado junto a ella como le hubiese gustado, ya que los TIMOS habían acaparado gran parte de su tiempo. Rodeó los hombros de la pelirroja y la abrazó hacia sí, amistosamente, como desde segundo año había hecho. Con Lily se le facilitaba ser sí mismo, al igual que con los Merodeadores. Indirectamente, la pelirroja era ya parte de ellos, aunque lo negara con todas sus fuerzas. -¡Lily!- Le dijo entusiasmado. –Dime ¿qué tal te trataron las vacaciones?- Le sonrió, dándole su espacio.


“Senstive in the sun, wild in the moonlight“

Moony:

avatar
Remus J. Lupin
Gryffindor

Gryffindor

Otros : -Ficha
-Relas

Mensajes : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Noticias que contarte

Mensaje por Lilian Evans el Mar Jul 08, 2014 5:23 pm

El calor de la Sala Común de Gryffindo siempre se podía sentir incluso cuando la chimenea estaba apagado, la energía de los estudiantes de la casa era incomparable con el resto de los estudiantes y su buen ánimo siempre los destacaba de los demás. No había ningún león que estuviera dispuesto a quedarse fuera de un partido de quidditch, aunque fuera sólo en las gradas apoyando al equipo; también siempre resultaban de los primeros voluntarios para hacer cualquier cosa, ya fuera ayudar a los profesores –puesto que encabezaba la pelirroja- o ser el que rompiera el record de más castigos en un solo año escolar –eso se lo adjuntaba a los amigos de Remus-. Ellos siempre destacaban por ser los primeros en todo y la mayoría de las veces el mérito era bueno.

Un peso hundió el sillón a su lado y no tuvo que girarse para saber que era Remus, su distintivo olor a chocolate con aire de noche fresco lo delataba a donde quiera que él fuera. El brazo la cubrió por los hombros y la atrajo hacia él, Lily le pasó un brazo por el abdomen acomodándose en el abrazo que le daba su amigo. -Remus-. Saludó dándole un beso en la mejilla sin deshacer el abrazo. Lily podía abrazarlo sin temor ni pena alguna, ella podía llenarle el rostro de besos porque el transcurso de los años le había enseñado que no necesitaba encontrar ningún mejor amigo porque lo tenía delante. Remus había sido uno de sus primeros amigos al llegar al castillo y con el años se había fortalecido su relación hasta volverse casi su hermano de otra madre, eran muy diferentes y justo esas diferencias era lo que los fortalecía. Simplemente adoraba a ese león aunque de vez en cuando le diera por saltarse las reglas aunque su deber fuera cuidar de ellas. -Te extrañe muchísimo-. Declaró directamente mientras le abrazaba un poco más fuerte reponiendo todos los abrazos que no le había dado en ese verano.

Después de unos cuantos segundos lo soltó un poco y se enderezó en el sillón sin quitarle los ojos de encima. -Remus, tengo algo importante que decirte-. Tomó ambas manos de su amigo, le tenía toda la confianza del universo pero había noticias que no se decían por las cartas, si bien le había contado sobre sus citas con Edgar, él prefecto no sabía de boca de su amiga cómo habían terminado esa historia del verano. -¿Recuerdas que había estado saliendo con Edgar Bones?-. Preguntó dando un poco de rodeo, no sabía cómo decirle aquello, era la primera vez que tenía un novio formal y no sólo un chico con el que salía de vez en cuando. -Bueno, pues somos novios-. Terminó por contar antes de que le diera una respuesta. Lily no pudo evitar una sonrisa en su rostro por compartir esa parte de su vida con él pero debido a las otras amistades de Remus estaba algo reticente sobre la reacción que podría tener al confirmar los rumores que había escuchado en el Gran Comedor durante el banquete.


avatar
Lilian Evans

Mensajes : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The fist night with someone special || Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.